Se dice que los rebaños de vacunos fueron los primeros en ser domesticados por el hombre para propósitos ganaderos o agrícolas. Unas razas se hicieron mas fuertes en dar leche, otras en carnes y otras destinadas a labores agrícolas.

 

Las razas domesticadas de ganado cárnico son de la familia Bovidae la que incluye rumiantes con cuernos cortos y aformes. Las razas británicas cárnicas como Angus y Hereford pertenecen a la especie Bos Taurus. Cuentan con un cabeza corta, ancha  y cuerto corto. Las orejas rectas y redondeadas. El cuello corto y ancho sin giba. Los musculos son bien desarrollados y la piel es espesa y ajustada. Se les conoce por su adaptación a climas templados y fríos.

 

Estudios muestran que la edad promedio para sacrificar un vacuno de raza pura, Angus or Hereford, es de 19.5 meses, esto es 4.5 meses mas joven que el promedio de un vacuno de una raza comun (otras razas) el cual se beneficia a los 24 meses. En números, los ganaderos de esta carne, en promedio pueden tener más ganado por hectárea por año, lo cual termina siendo una gran ventaja.

 El ganado cárnico, Angus o Hereford  ofrece un “plus” por kilo solo por nombre. Esto equivale a una ganacia extra por cabeza de ganado. Frigoríficos a nivel mundial ofrecen mayors beneficios y mejores precios para ganados Angus o Hereford, ya que se sabe de una mayor satisfacción para el consumidor lo cual significa clientes felices, leales y dispuestos a pagar un extra por mejor calidad y sabor.